Noticias de Pumas

Fue bicampeón y figura de Pumas, ahora reveló sus ganas de madrear a La Volpe

Por Jesus Lopez

Fue bicampeón y figura de Pumas, ahora reveló sus ganas de madrear a La Volpe

El ex técnico de la selección mexicana era capaz de hacer que cualquiera perdiera los estribos

Síguenos enSíguenos en Google News

Ricardo La Volpe es uno de los entrenadores más polémicos en la historia del fútbol mexicano debido a que terminó peleado con varias personas como Hugo Sánchez o Cuauhtémoc Blanco, los modos del estratega argentino no fueron soportados por todos e incluso un ex jugador de Pumas reveló que tuvo ganas de agarrarlo a golpes.

Durante su tiempo como entrenador de la selección mexicana, al ‘Bigotón’ se le subió la sangre a la cabeza y tomó decisiones más que cuestionables como no llevar a ningún jugador de Universidad Nacional al Mundial de Alemania 2006, sin importar que habían marcado época por su reciente bicampeonato.

Más noticias de Pumas:

La lujosa isla privada que Dani Alves se podría comprar con su salario en Pumas

Fue bicampeón y figura, ahora revela por qué Pumas anda mal, no culpa a Alves

Quien sí estuvo en la Copa del Mundo, pero mientras defendía los colores de otro equipo fue Francisco Fonseca, aun así, ni eso evitó que tuviera sus diferencias con La Volpe a tal grado que reveló haber tenido ganas de golpearlo, eso de seguro lo hubiera dejado fuera de un certamen que le permitió migrar a Europa con el Benfica.

En charla con el periodista Toño de Valdés confesó lo difícil que fue tenerlo como director técnico por las constantes burlas que sufría en la cancha, más de una vez tuvo que respirar profundo para poder calmarse. Al final su paciencia valió la pena porque estuvo en el Mundial y le anotó a la selección de Portugal en la fase de grupos.

El día que se quiso madrear a La Volpe

Francisco Fonseca aseveró que su relación con Ricardo La Volpe es buena, pero narró lo difícil que fueron los primeros momentos en el TRI: "Como entrenador era muy estricto, creía que te sacaba lo mejor apretándote de más porque con algunos se pasaba, llegaba hasta a ofender. Los primeros días me cargaba la mano, me decía que por qué me había llamado, que su abuelita jugaba mejor que yo. Había veces que quería madrearlo". 


 


Más noticias